viernes, 4 de septiembre de 2015

La Payasita Pi se presenta

LA PAYASITA PI EN EL PAÍS DE LAS MATEMÁTICAS, capítulo 0
en pdf


   El reloj de la cocina pasaba de las nueve y cuarto. María recogía la cena mientras sus hijos se lavaban los dientes. Antes de que diesen las nueve y media ya los tenía en la habitación, con el pijama puesto esperando por su cuento.

—¡Mamá, ya estamos!—gritaron desde su habitación.
—Ahora voy—respondió su madre.
—¿De qué va el cuento de hoy?—preguntó Pablo, el pequeño de la familia.
—Hoy os voy a presentar a la Payasita Pi—contestó María desde la cocina.
—Y esa… ¿quién es?—dijo Hugo, el mayor.

   María mantuvo el suspense y no respondió mientras trasteaba en el baño. Cuando poco después entró en la habitación de sus hijos, se los encontró sentados en la cama de Pablo, la litera inferior. Se sentó frente a ellos como solía hacer, en un cojín en el suelo, con la espalda apoyada en la pared y las piernas cruzadas. Pero hoy su aspecto era distinto. Se había pintado de rojo la punta de su nariz y sus mejillas estaban adornadas por un círculo a la derecha y un extraño símbolo a la izquierda.

—¡Te has pintado la cara!—dijo Pablo riendo y señalando su cara maquillada.
También había peinado su pelo con dos coletas sujetas por dos pompones verdes.
—Hoy vais a conocer a la Payasita Pi.


   «Pi vive en el País de la Matemáticas y lo recorre de norte a sur y de este a oeste con el circo en el que trabaja de payasa. A Pi le encanta su trabajo. Hace reír a los peques mientras viaja de pueblo en pueblo, de una ciudad a otra, por todas las tierras y regiones de este inmenso País de las Matemáticas.»


—¿Qué símbolo es ese que llevas en la cara, mamá?—preguntó Hugo.
—¿Qué símbolo?
—Ese que parece una T pero con dos patas.
—¡Ah, ese!. Es una letra griega, la letra Pi, el nombre de la payasita. Pero déjame seguir.


   «Ya os decía que el País de las Matemáticas es inmenso y muy diverso. Está organizado como una federación de regiones y dentro de esas regiones hay múltiples provincias y ciudades. Algo similar a lo que ocurre con España y sus Comunidades Autónomas. En Matemáticas son 5, a saber: AritméticaGeometría, la Tierra del Análisis, la Tierra del Álgebra y la Región de la Estadística y el Azar.
   »Los habitantes del País de las Matemáticas, los llamados matemáticos, son de todo tipo y condición. Están, por ejemplo, los números naturales, los más antiguos habitantes de Aritmética. Los polígonos y los poliedros originarios de una zona de Geometría. En la Tierra del Álgebra viven, entre otros muchos, las ecuaciones. Son curiosas estas criaturas pues algunas se parecen a los balancines con los que jugáis en el parque. En la Tierra del Análisis hay seres aún más extraños como los límites o las sucesiones. Y en la Región de la Estadística y el Azar podéis encontrar a las tablas o los gráficos; también hay zonas en esta región en las que el orden desaparece y todo parece gobernado por el caos. Allí cualquier cosa, por improbable que parezca, puede ocurrir.
   »Pero no penséis que cada matemático vive toda su vida en la región en la que nace. A esta gente le encanta viajar, conocer a otros habitantes de su país y colaborar con ellos. Son un pueblo muy solidario… o casi.»


—¿Qué es eso de solidario, mamá?—preguntó Pablo.
—Quiere decir que son buenos unos con otros, que se respetan y se ayudan en lo que pueden.
—¿Y por qué dices que “casi” son solidarios—intervino Hugo.
—Déjame que continúe y os enteraréis.


   «Os decía que son un pueblo muy solidario… o casi. Porque en el País de las Matemáticas también hay gente mala que no se preocupa de los demás y que no dudan en perjudicar a otros si eso les va a provocar algún beneficio. Allí los conocen por los Irrazonables y los hay en todas las tierras y regiones. Su líder se llama Girolamo Kronecker y es un tipo realmente malvado cuyo objetivo es dominar el País de las Matemáticas para usar sus habitantes a su antojo.
   »El plan de Kronecker no solo traería desgracias e infelicidad a los habitantes de Matemáticas, también tendría terribles consecuencias en nuestro mundo, porque un mal uso de las matemáticas haría muy difícil la vida en nuestro planeta.
   »Pero para evitar que eso ocurra tenemos a la Payasita Pi, para chafar los planes del malvado Girolamo Kronecker. En este trabajo Pi no está sola, le ayudan un par de compañeros del circo: el Payaso 13 y Phi, el domador. También la ayudarán muchos buenos matemáticos que se va encontrando en su camino. Todos juntos velan porque los Irrazonables no puedan llevar a cabo el plan Kronecker.
   »Y colorín colorado, este capítulo se ha acabado».


—Venga, ahora a dormir—dijo María—ya habéis tenido bastante cuento por hoy. Es tarde y mañana hay cole.
—¡Nooo, mamá!—gritaron Hugo y Pablo al unísono—. Un poquito más, porfa mami.
—Ya os he dicho que no, es tarde y hay que descansar. Mañana os cuento otro capítulo de las aventuras de Pi y sus amigos.
—Vale, pero que el circo vaya a la Geometría, que en el cole me contaron cosas de los polígonos y me gustó—dijo Hugo.
—¡Y que salgan los Irrazonables!—añadió Pablo.
—Vale—les prometió su madre—. Dadme un beso y a dormir. Hasta mañana.


La próxima semana: Pi está en todas partes
Publicar un comentario